Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Con plena satisfacción por los logros alcanzados, un grupo de entidades lideradas por la Cámara de Comercio de Pasto dieron formalmente el cierre de sus actividades de la vigencia 2016 en pro de concientizar a los empresarios nariñenses sobre la necesidad de implementar prácticas amigables con el medio ambiente.

Desde hace tres años, el programa de Responsabilidad Social Empresarial Ambiental de la entidad cameral, convocó a un grupo de instituciones como Corponariño, Comfamiiar Emas, Salvi y las secretarías de Salud y Medio Ambiente del municipio de Pasto, las que unieron sus esfuerzos y han actuado mancomunadamente alrededor de los empresarios.

Una de las primeras actividades que se desarrollaron se enfocó a los centros de peluquería, un sector que hasta entonces había sido ignorado. No solamente fueron capacitados en buenas prácticas en la manipulación de químicos y depósito final de residuos, sino que se les motivó para que integraran una asociación.

“Nuestro mensaje es que las empresas que se preocupan por no afectar con sus actividades el medio ambiente y toman medidas para reducir o eliminar el impacto que producen, logran también ser más competitivas y con el tiempo obtienen mayor reconocimiento ciudadano”, expresó el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pasto, Arturo Fidel Díaz Terán.

El directivo destacó el aporte de entidades como Comfamiliar y el Sena a través del desarrollo de capacitaciones y diplomados ofrecidos al sector empresarial.

Otro importante sector, convocado al cierre de la vigencia de 2016, es el de los restaurantes. La acción más importante en su favor tiene que ver con la asesoría y elaboración de planes de saneamiento individualizados para cada establecimiento, elaborados por estudiantes de la Universidad Mariana y la Universidad de Nariño, haciendo énfasis en la disposición de residuos.

Cada empresa recibió un material digital en la que se les explica paso a paso todas las medidas y actividades a desarrollar para que sus establecimientos se ajusten a las normas ambientales.