Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

En un verdadero dolor de cabeza se ha convertido para los turistas y compradores ecuatorianos que desean transitar por el departamento hasta la ciudad de Pasto, el cumplir con el requisito del seguro obligatorio de accidentes de tránsito, conocido como SOAT.

En vista de que esta situación se ha convertido en un agravante de la realidad ya planteada por el tortuoso desplazamiento en que se ha convertido recorrer la distancia que separa a Ipiales y Pasto, desde que se iniciaron las obras para ampliar la banca de la actual vía que comunica a estas dos ciudades, a fin de convertirla en doble calzada, la Cámara de Comercio decidió recurrir al alcalde Pedro Vicente Obando, en busca de sus buenos oficios para encontrar soluciones.

“La adquisición obligatoria del SOAT, se ha convertido en un verdadero problema y en un evidente factor desestimulante para los ciudadanos y turistas ecuatorianos cuando viajan a nuestro departamento y particularmente a la ciudad de Pasto, a bordo de sus vehículos particulares en plan de negocios, compras y turismo”, sintetiza la carta enviada al mandatario municipal, firmada por el presidente ejecutivo de la entidad cameral, Arturo Fidel Díaz Terán..

Señala que La exigencia de ese documento se hace efectiva una vez han salido de la jurisdicción de Ipiales, por parte de la Policía de carreteras y luego durante su estadía en nuestra capital.

Víctimas de acoso

Subraya también que “a las quejas constantes que personas de esa nacionalidad han venido exponiendo, al considerar que han sido víctimas del acoso de parte de algunos agentes adscritos a la Secretaría Municipal de Tránsito, significa un problema preocupante, que debe ser analizado y resuelto a la mayor brevedad posible, para impedir que siga afectando al sector turístico y al comercio, con la paulatina disminución de compradores ecuatorianos que se ha evidenciado desde hace algunos meses”.

Manifiesta más adelante que “la realidad planteada nos obliga a buscar las soluciones más idóneas. En razón de que no se puede obligar a adquirir un SOAT, con vigencia de 12 meses, a un turista foráneo que viene en su carro particular a hacer compras y turismo sólo por unos contados días, es necesario insistir ante el Gobierno Nacional para que se encuentre una solución como sería darles la oportunidad real que en el mismo Centro Binacional de Fronteras ubicada junto al Puente Internacional de Rumichaca, puedan adquirir un seguro de accidentes con vigencia durante el tiempo que los ciudadanos extranjeros van a permanecer en el país”.

La Cámara de Comercio le solicitó finalmente  al burgomaestre capitalino, que se ponga al frente de las gestiones que se requieran para lograr una salida a la problemática causada, dentro por supuesto de la legalidad, “máxime si Ecuador no exige un seguro de accidentes a los colombianos que ingresan a su territorio en sus vehículos”.