Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

EL ESTADO DEBE GARANTIZAR LA MOVILIDAD

  1. Con base en el ordenamiento constitucional, los habitantes de Nariño, hoy sitiados por los promotores de la protesta indígena y campesina con asiento en el departamento del Cauca, le hacemos un vehemente llamado  al señor presidente, Doctor Iván Duque Márquez, a asumir como corresponde su posición como Jefe de Estado, la responsabilidad de lograr el pronto y efectivo despeje de la carretera Panamericana y de las demás vías alternas también objeto de bloqueos, asegurando su no repetición.
  • No es justo, señor Presidente, que unas comunidades localizadas en una región que no es la nuestra, decidan sitiar la economía de un departamento vecino como Nariño, como método cuestionable y con características delincuenciales de ejercer presión sobre su Gobierno.
  • Nos declaramos partidarios del diálogo franco y propositivo para la solución de conflictos y desacuerdos. Igualmente reconocemos el derecho de los ciudadanos y sus comunidades a protestar las decisiones u omisiones de las autoridades gubernamentales, pero siempre sobre la base del respeto a los derechos que como la libre movilización por el territorio nacional y a trabajar en legalidad y orden, hoy tan mancillados reiterada y sistemáticamente, siendo usados y abusados como monedas de intercambio en la mesa de negociaciones.
  • La Constitución y las leyes, le proporcionan al primer mandatario las herramientas jurídicas para actuar con autoridad y energía, en la protección de los derechos fundamentales de sus gobernados cuando las vías de hecho, la violencia y no el diálogo han sido el común denominador de la actual protesta.
  • Hoy, señor Presidente, nuestros empresarios han empezado en el mejor de los casos a enviar a sus trabajadores a vacaciones forzadas, en tanto que otros han optado por el despido, ante la impotencia que les produce la desesperanza de no ver una solución a lo que está ocurriendo. Tememos, como en tantos paros ya ocurridos, que también su Gobierno olvide a su suerte a quienes han asumido los costos económicos, laborales y sociales que dejará esta protesta.
  • El respaldo que le exigimos al Presidente, también lo reclamamos al señor Gobernador de Nariño, Camilo Romero, quien no puede estar poniendo su capacidad de liderazgo, al servicio de causas ajenas a la región que lo eligió como su primera autoridad civil, para que gobierne para todos y defienda sus causas. Darles la razón de su protesta a quienes están generando un profundo daño al departamento, es darle la espalda a los nariñenses,
  • Solicitamos que mientras el Gobierno nos devuelve nuestros derechos, se adopten las medidas necesarias para reabastecer a los nariñenses de todo aquello que los bloqueos nos están negando.

ARTURO FIDEL DÍAZ TERÁN
Presidente Ejecutivo