Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Dice la Cámara de Comercio:

La Cámara de Comercio de Pasto, a través de un comunicado a la opinión pública nariñense, expresó un rotundo rechazo a toda expresión identificada con las vías de hecho, como las asumidas por cientos de campesinos e indígenas caucanos, que decidieron bloquear la vía Panamericana desde hace 12 días.

“Nosotros reconocemos las razones que puedan tener los sectores indígenas de cualquier parte del país, para elevar su protesta ante el Estado que ha olvidado por décadas, su obligación de solucionarles sus necesidades básicas y de desarrollo”, expresó el presidente ejecutivo de la entidad cameral.

“Sin embargo –acotó-, eso no quiere decir que estemos de acuerdo con tácticas violentas y menos con vías de hecho como la de bloquear las vías que comunican a Nariño con el interior del país. Esos hechos, a la luz de la Constitución, constituyen un delito que se ha vuelto recurrente cada que ocurre una protesta masiva”.

Con los empresarios

En el comunicado de prensa, la entidad manifiesta que en atención a su misión institucional, le corresponde ponerse del lado de los empresarios, quienes son las víctimas principales cuando son las vías de hecho las que predominan sobre el diálogo, “el cual debe ser el mecanismo idóneo para lograr los acuerdos entre el Gobierno nacional y los líderes del levantamiento indígena y campesino.

Corredor humanitario

De otra parte, la Cámara de Comercio de Pasto expresó su pleno respaldo a la carta abierta suscrita por los comités inter gremiales y las cámaras de comercio de Nariño, Cauca y Valle, firmada por los senadores, representantes, diputados, concejales y autoridades de la región, que ponen de manifiesto su rechazo a los actos de violencia y las vías de hecho adoptadas por los manifestantes, al tiempo que abogan por el diálogo.

“Nos sumamos a la solicitud hecha a los líderes indígenas y campesinos, que mientras se da lugar a los diálogos con el Gobierno, se permita un corredor humanitario que brinde un alivio económico y social al departamento de Nariño, víctima principal e injusta de la protesta”, subraya finalmente el pronunciamiento.