Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Diana Calderón coordinadora del Instituto de Formación Empresarial advierte el impacto positivo de la formación dual en la vida laboral y profesional de los estudiantes del Técnico en Mercadeo y Ventas, uno de los enfoques que más han reclamado los empresarios. Se han encontrado casos en que las empresas o negocios andaban como un barco sin rumbo, pero enseñar a trazar un plan de negocios con metas bien establecidas les ha permitido tener procesos de expansión
Los planteamientos de especialistas y gestores de la formación dual, implementada exitosamente por los alemanes, quienes ante su éxito empezaron a exportar la metodología a otros países europeos y la extendieron a Suramérica, en el técnico en Mercadeo contribuye a elevar los niveles de empleabilidad, a reducir la pobreza, aumentar la productividad de las empresas y a proporcionarles a las personas la capacidad necesaria para emprender.
Variación
Otro factor que refleja la importancia de la educación técnica en Mercadeo, es que el Sistema Dual aplica un exigente método de capacitación teórica con la práctica, casi de manera simultánea, que es desarrollada por un equipo de formadores de la región, que fueron preparadas por la Cámara de Comercio de Pasto, que trajo a la ciudad expertos alemanes en la materia y permite el reconocimiento de aprendizajes, a través de los servicios de validación ocupacional, evaluación y certificación de competencias laborales.
Con ese reconocimiento formal de las habilidades y destrezas se rescata y valoriza el oficio de los técnicos empíricos. Algunos de ellos están incorporados en el mercado formal, mientras que otros permanecen en los sectores populares con servicios de ebanistería, plomería, reparación de electrodomésticos y calzados, a través de microempresas.
Antes de validar las competencias de esos trabajadores, el sistema complementa y actualiza sus conocimientos para que estén mejor calificados.
Este proceso de complementación tiene un componente de formación humana que incluye valores, actitudes y compromisos para cumplir con un contrato que genera responsabilidades, lo cual es determinante en la oferta de un servicio de calidad y se transfiere en aumento de la demanda.
DESAFÍOS
Los retos del siglo XXI, en materia de formación profesional, se enmarcan en la transformación del mercado de trabajo y en la necesidad de fomentar un crecimiento sostenible, económica y socialmente inclusivo.
Diana Calderón coordinadora del Instituto de Formación Empresarial, asegura que la formación en Mercadeo y ventas es una herramienta básica para insertarse en el mercado laboral de manera digna, en la medida en que hace posible el desarrollo personal y profesional.

Para el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pasto, Arturo Fidel Díaz “La conclusión más importante apuntó a la formación del talento humano, pues las muchas de las empresas se han visto en la necesidad de vincular a personas no entrenadas en las tareas específicas para las que se las requiere, debiendo invertir tiempo y recursos en su capacitación”,