Cámara de Comercio de Pasto envía petición desde Nariño al gobierno para que medie ante bloqueos

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Con la alerta de las graves consecuencias que traerían para Nariño nuevos bloqueos viales en la carretera Panamericana, ejecutados por indígenas del departamento del Cauca, levantados en protesta por los incumplimientos gubernamentales respecto a solucionar sus necesidades fundamentales, la Cámara de Comercio envió una misiva al presidente Juan Manuel Santos.
En concepto del presidente de la entidad cameral, Arturo Fidel Díaz Terán, los reiterados paros indígenas en la vecina región, que se han hecho reiterativos en los últimos años, dado las prolongadas demoras del Gobierno en atender sus exigencias, basadas en los acuerdos obtenidos en varias mesas de diálogo, pero luego incumplidos, siguen sacrificando económica y socialmente a Nariño.
Añadió que las marchas que han incluido vías de hecho que han perjudicado gravemente a los nariñenses con la semiparálisis de su economía y la imposibilidad de mantener en normalidad el intercambio comercial y productivo con el interior del país.
Para la Cámara de Comercio de Pasto, protestas como ésta provocan el desinterés creciente de los inversionistas de invertir en la región y mantener una dinámica comercial que pueda basar sus expectativas en la garantía de recorrer una carretera en la que no sean reitarativos este tipo de hechos de alteración del orden público.
La institución subraya, además, que la población en general de Nariño asume también su propio drama al ver afectados sus pequeños negocios, además de no poder desplazarse hacia Cali, Bogotá y otras ciudades del interior cuando urgencias médicas, laborales u otras, les exigen viajar de inmediato.
En el mensaje de la Cámara de Comercio de Pasto, su titular Arturo Fidel Díaz, le reitera al mandatario nacional la necesidad de que el Gobierno acelere el diálogo con los indígenas caucanos para no volver a repetir la historia de protestas pasadas que dejaron a la economía nariñense con saldos en rojo, hasta ahora no asimilados suficientemente.

Confianza en diálogos

La misiva señala que “teniendo en cuenta que el trayecto Pasto-Popayán es vital para nuestra región, ya que por allí se moviliza el mayor flujo del intercambio comercial entre Colombia y Ecuador y de Nariño con el interior del país, un nuevo paro a las puertas de la temporada decembrina resultaría de un alto impacto muy difícil de asimilar junto a las otras secuelas dejadas por protestas anteriores que todavía no hemos superado”.
El presidente ejecutivo de la entidad recordó al mandatario que el occidente del país adolece de una red vial adecuada y que el actual trayecto de la carretera Panamericana que comunica a Nariño con el Cauca no tiene las especificaciones de una troncal internacional, por lo que es necesario acelerar la construcción de la nueva obra que comunicará a Pasto con Popayán.
“Esta deficiente infraestructura permanece en la mayoría de su extensión, afectada por los huecos, derrumbes y fallas geológicas, sin que tenga la atención suficiente en su mantenimiento. Además de lo anterior, en cada protesta que se da en el Cauca, es escenario de los bloqueos.
Subraya finalmente al primer mandatario “la confianza que mantenemos los nariñenses en la capacidad de gestión y diálogo de su Gobierno para lograr el propósito de desactivar la protesta por la vía del consenso”.