Aislamiento comercial de Nariño es ya inminente

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Eje vial Pitalito-San Miguel casi listo

Entre tanto, la lucha por asegurar recursos para terminar variante San Francisco-Mocoa, ha sido infructuosa

Por estos días, tras las palabras con las que el presidente Juan Manuel Santos declaró oficialmente habilitado el puente internacional de San Miguel, putumayenses y huilenses hacen optimistas cálculos sobre las oportunidades económicas y el desarrollo social que les traerá troncal Pitalito-San Miguel.

En contraste, los nariñenses prenden una vez más sus alarmas, pues la puesta al servicio de ese eje que tiene como fin enlazar comercialmente las capitales de Venezuela, Colombia y Ecuador, ofreciendo un beneficio directo al Putumayo y al Huila, traerá como consecuencia inmediata el aislamiento comercial del departamento.

“Nuestro puerto fronterizo no volverá a tener la dinámica que hoy aún tiene y, por ende, sobrevendrán consecuencias de rezago económico y desempleo, que se sumarán a los factores negativos que ya afectan nuestra economía”, advirtió el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pasto, Arturo Fidel Díaz Terán.

“Por supuesto, nosotros nos alegramos que el país progrese en su infraestructura vial y esta obra que dentro de poco será entregada, significa un paso importante hacia la competitividad nacional. Sin embargo, a nosotros nos ha correspondido el lado no amable de la moneda, pues estamos clamando, sin ser escuchados, que el Gobierno defina con urgencia los recursos que garanticen la continuidad de los trabajos de construcción de la variante San Francisco-Mocoa”, anotó el dirigente.

Unos celebran

Los mocoanos tendrán dos obras viales para aprovechar: la 4G que se construye entre Mocoa y Pitalito y la vía por obra pública entre esa capital y San Miguel que está a cargo del Invías. Ambas deberán hacer coincidir sus tiempos de terminación, en el marco del actual gobierno.

“Eso va a significar un traslado sustancial del tráfico que viene del sur del continente (Puente Internacional de Rumichaca) hacia Colombia e, inclusive, hacia Venezuela. Ello representa una gran oportunidad para Mocoa, porque esta ciudad va a estar en el centro de esas dos vías”, dijo el presidente Juan Manuel Santos en acto cumplido en San Miguel, frontera con Ecuador. Y añadió:

“Cuando esta vía esté lista y esté en proceso, ese tráfico en una buena parte se va a venir por aquí y va a pasar por Mocoa. Y ahí va a haber una oportunidad de oro para generar oportunidades nuevas que le den más vida económica, más empleo a los mocoanos”.

Otros se angustian

Para contraste, los anuncios optimistas del Jefe del Estado se convierten al mismo tiempo en un mal augurio para la frontera colombo-ecuatoriana que históricamente ha tenido su expresión comercial en el puente de Rumichaca, que perderá su importancia.

“Por eso, desde hace años, la Cámara de Comercio de Pasto ha venido advirtiendo al Gobierno de las consecuencias económicas y sociales que tendrá para Nariño la apertura de un nuevo contacto terrestre entre Colombia y Ecuador a través de San Miguel, conectado por una vía de especificaciones internacionales, sin que nosotros hayamos podido cristalizar la construcción de la variante San Francisco-Mocoa”, indicó Díaz Terán.

El vocero consideró que, hasta ahora, las respuestas a los distintos llamados hechos desde la región para que se aseguren los 1.8 billones de pesos que se requieren para terminar la obra, con un adelanto de recursos que impida su parálisis a partir de agosto próximo, ha encontrado respuestas dilatorias en el alto Gobierno.

Para el próximo 28 de junio, en el Palacio de San Carlos, está citado un encuentro de estamentos del Huila y el Putumayo, al que ha sido invitada la Cámara de Comercio de Pasto por parte de la Dirección para el Desarrollo y la Integración Fronteriza.

Allí se discutirá el curso de las acciones a seguir para aprovechar al máximo las posibilidades de desarrollo económico que trae la consolidación del nuevo eje vial, acompañando una iniciativa que viene trabajando la Cámara de Comercio de Neiva desde hace varios meses.

Esto ha motivado una nueva y urgente convocatoria que hará la entidad gremial nariñense para reactivar las gestiones y acciones que permitan llamar la atención del Gobierno para definir los recursos de la variante San Francisco-Mocoa.