Constructores instan al alcalde a modificar urgentemente el POT

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Después de 16 meses alcaldía se comprometió a revisar expediente municipal

Bajo la advertencia que en el 2018 la industria de la construcción de viviendas, apartamentos, locales y oficinas prácticamente se verá paralizada, los constructores de la capital nariñense instaron al alcalde Pedro Vicente Obando a introducir serias modificaciones al Plan de Ordenamiento Urbano de la ciudad.

En una reunión promovida por la Cámara de Comercio de Pasto, los voceros de la industria constructora indicaron que por cuenta del Plan de Ordenamiento Territorial se ha disminuido la dinámica y avance en los nuevos proyectos urbanísticos, generando con ello mayor déficit de viviendas, aumento desmedido de la tierra y como consecuencia incremento del precio de la vivienda para todos los estratos sociales.

Igualmente se manifestó que la deceleración afecta veinticinco subsectores, especialmente en la desvinculación de la mano obra de quienes han venido trabajando durante cinco años en este dinámico sector.

Graves consecuencias
Actualmente, la construcción genera en Pasto unos 25 mil empleos entre directos e indirectos, los que no se podrán sostener el próximo año cuando se sienta en toda su dimensión el efecto recesivo que desde ya se le atribuye al POT.

Los asistentes advirtieron que en Pasto se dará el fenómeno de la fuga de capitales a otras ciudades del país, si la Alcaldía no hace realidad su compromiso de modificar el plan que entró a prohibir la construcción de viviendas nuevas e impuso límites de alturas en zonas con las que contaban para seguir desarrollando urbanísticamente a la capital, para atender un déficit habitacional que ahora asciende a 70 mil viviendas.

La administración fue criticada por lo que los constructores consideraron su parsimonia para trabajar y avanzar en las soluciones de un problema que tendrá consecuencias serias y adversas para la economía local, al recordar que ya han transcurrido 16 meses de su gestión.

Los voceros del gobierno central explicaron que no ha habido desinterés oficial por el problema, expusieron las dificultades de tipo legal que se tienen para cumplir con la introducción de las modificaciones y anunciaron la contratación inmediata de dos expertos urbanísticos para estudiar las alternativas de solución que requiere no sólo el sector constructor sino quienes han argumentado y sustentado sus afectaciones con el Plan de Ordenamiento Territorial.

En una semana se cumplirá la primera reunión técnica que sostendrán ingenieros que representarán los intereses de la industria constructora y los profesionales contratados por la administración municipal para que bajo la coordinación de la Cámara de Comercio de Pasto y con un ajustado cronograma, empezar a avanzar en la identificación de los ajustes, su planteamiento ante la autoridad competente y su aprobación, proceso que bien podría tardar unos seis meses.