Guillermo Guerrero Urrutia: Homenaje a memoria de líder fallecido en avalancha

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

La muerte del ingeniero civil Guillermo Guerrero Urrutia, natural de Mocoa, golpeó de manera cercana a la Cámara de Comercio de Pasto, toda vez que el dirigente putumayense fue un activo directivo principal de la institución entre los años 1994 y 1997.

Su participación, reflejada en diversas ideas y propuestas que buscaron siempre la integración económica y cultural de Nariño y Putumayo, fue recordada y destacada por el presidente ejecutivo de la entidad, Arturo Fidel Díaz Terán, quien en su primer desempeño en ese cargo alcanzó a coincidir y compartir con él.

No fue, sin embargo, la última vez que hicieran equipo de trabajo en pro del desarrollo de las dos regiones hermanas. A su retorno, el directivo y el dirigente putumayense volvieron a unir esfuerzos para hacer realidad un viejo sueño que el ingeniero mocoano Guerrero Urrutia abrigaba por décadas: hacer realidad la construcción de la variante San Francisco-Mocoa, tema no pocas veces mencionado por el fallecido dirigente en las reuniones de la junta directiva en la que participó.

“Lo recuerdo como un hombre que reforzaba sus planteamientos con documentos y con el profundo conocimiento que tenía de la historia y la geografía del sur del país. Por eso sus asesorías eran valiosas para el trabajo que hemos venido realizando como veedores de la construcción de la variante San Francisco-Mocoa”, expresó Díaz Terán, quien lamentó profundamente su desaparición.

En Pasto se vinculó con entusiasmo a la Corporación Panamazónica, donde con su colega y amigo Gerardo Rosero Pérez dedicaron mucho tiempo al estudio de las rutas viales que fueron planteadas por grandes visionarios. La principal de ellas surgió cuando el general y luego presidente Rafael Reyes visualizó desde mediados del siglo pasado el corredor intermodal Tumaco- Belén Do Pará.

Guerrero Urrutia también aportó sus esfuerzos para documentar las razones por las cuales se cuestionó la pavimentación del actual tramo El Encano-Santiago, advirtiendo el grave daño ecológico que se causaría al páramo del Bordoncillo, en los límites entre Nariño y Putumayo.

Resolución

La Cámara de Comercio de Pasto, en una Resolución que será entregada a la familia del desaparecido dirigente, destaca a Guerrero Urrutia “por su espíritu cívico que lo llevó a pertenecer a organismos de servicio a la comunidad, protección del medio ambiente y defensa de los intereses de su ciudad Mocoa, del Putumayo y Nariño”.

Recuerda que “dentro de su rol de líder social, Guillermo Guerrero Urrutia trabajó muy cercanamente con la Cámara de Comercio de Pasto aportando sus ideas y conocimientos para desarrollar de una manera acertada la veeduría sobre la variante San Francisco-Mocoa, obra que constituyó uno de sus más altos anhelos de región.

La entidad cameral lo erige “como un ejemplo de profesional, ciudadano y dirigente, que debe ser punto de referencia para las presentes y nuevas generaciones de habitantes del sur de Colombia, para trabajar juntos, como él siempre lo pretendió, en la construcción de una mejor región para todos”.